El impacto del virus Covid-19 en la vida diaria de las personas está siendo incalculable, especialmente a raíz de la declaración de Estado de Alarma. Sin embargo, este virus afecta también en el ámbito jurídico, provocando incumplimientos de los contratos y resoluciones ante la imposibilidad de cumplir con lo acordado. Como consecuencia de esto, ha habido un incremento significativo de interés por los conceptos de “fuerza mayor” y la doctrina “rebus sic stantibus”, con el objetivo de exonerar de responsabilidad a la parte incumplidora o incluso, resolver el contrato.

Aquí, un breve resumen.