Hacienda cuenta ya con una opción con la que podría recaudar más de 250 millones de euros gracias a las principales entidades financieras del país.