La Agencia Tributaria denuncia una campaña de correos electrónicos que a través del phishing engañan al receptor, haciéndole creer la existencia de una denuncia por facturas no declaradas.

Desde la AEAT recomiendan chequear en las cabeceras de los correos electrónicos, quién realmente lo envía y no abrir ni contestar correos electrónicos de usuarios desconocidos o que no hayan solicitado, sino eliminarlos directamente.